Ante la crisis, más eficacia en la Administración

La razón de ser de los espacios públicos es servir de punto de referencia social, no sólo innovando en todo aquello que supone transparencia y participación, sino demostrando que su implantación camina a favor de la eficacia organizativa, del mejor uso de los recursos públicos y de un buen servicio al ciudadano.

El éxito de la e-administración dependerá del éxito de los sistemas que faciliten las operaciones más comunes y de más valor para el ciudadano. ¿Cuales son las operaciones universales y cotidianas que pueden cumplir ese rol en la e-administración?

Probablemente aquellas que tienes que ver con los servicios básicos del Estado de Bienestar:

  • la búsqueda o creación de empleo (INEM y emprendedores)
  • la gestión eficiente de la salud,
  • la educación permanente,
  • la seguridad ciudadana
  • la simplificación y transparencia de las operaciones fiscales,  financiadoras del Estado.

La mayor eficacia en la atención de cada uno de esos servicios básicos del Estado de Bienestar supone la creación y perfección de canales electrónicos de atención al ciudadano. Pero también de la simplificación de las operaciones que requieran de la presencia del ciudadano en oficinas públicas y en el perfeccionamiento de la logística (electrónica o física) del transporte de documentos.

La idea de un buen servicio público está indisolublemente asociada a la idea de eficacia en la administración y esta, a su vez, a aligerar procedimientos, eliminar normas redundantes e inútiles y otorgar simplicidad y transparencia a la gestión de las cosas comunes.

La simplificación de operaciones, los proyectos cero papel, con formularios electrónicos y documentos adaptados a pantallas de cualquier clase; el uso de la multilengua en los documentos o la sustitución de archivos de documentos por bibliotecas de soluciones, o biblioteca de trámites utilizables por empleados, clientes o administrados son procesos deseables en todos los casos, que además van acompañados casi siempre de ahorro de costes, algo anhelado también en la función pública, siempre en la búsqueda perpetua del adelgazamiento de trámites, que pasaría a ser una tarea global, con las especificaciones que cada institución quisiera introducir.

  • Detallar experiencias de integración vertical de información o de entornos colaborativos entre administraciones.
  • Experiencias de simplificación de operaciones.
Anuncios

Acerca de Ignacio Muro

Economista, miembro de Economistas Frente a la Crisis. Analista social. Profesor de Periodismo en la Univesidad Carlos III y experto en procesos informativos. http://www.ignaciomuro.es. @imuroben
Esta entrada fue publicada en Bien común / interés privado, Emprendimiento / Nueva capacitación, Innovación / rutinas productivas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s