El Tea Party y el 15M. No siempre las comparaciones son odiosas.

Trancurrido un año, el movimiento del 15M y sus argumentos, no sólo siguen estando vigentes sino que parecen más vivos que nunca. La reacción exhacerbada de algunos medios y, en particular el recalcitrante La Razón,  es precisamente una prueba precisa de que se le tiene en cuenta.
Dicho esto, lo que aquí me propongo analizar son las similitudes y diferencias orgánicas con otro movimiento situado en sus antípodas,  el Tea Party de EEUU, con el que guarda una significativa relación estructural.  La comparación es, en si, un pretexto para profundizar en la forma en que la conexión de redes invita a actuar.
Vayamos por partes:
  • El Tea Party influye especialmente al Partido Republicano en el que ha conseguido que algunos de los candidatos apoyados por él sean elegidos, pero también influye en el Partido Demócrata que asume, por miedo a la pérdida de votos, algunos de los preceptos conservadores que pregonan los de Tea. Algo parecido, le ocurre al 15M con los partidos de izquierda españoles, sobre los que influye hasta modificar parte de sus agendas políticas.
  • En el Tea Party, esa influencia le sirve para potenciar a sus líderes, es decir, a las voces que le representan a nivel político (Marco Rubio, Scott Brown, Michelle Bachmann etc.) o mediático (Sarah Palin o la estrella de la Fox, GlennBeck). Por el contrario, el 15M carece de un liderazgo político que lo represente y, menos aún, liderazgo comunicacional a nivel de los medios.
  • En común, tienen que ambos luchan para no ser fagocitados por los partidos, el Republicano en el caso del Tea y los de izquierda desde el PSOE a IU en el del 15M, algo que sienten, razonablemente, como un peligro pues acabaría con estos movimientos a medio plazo, aunque en primera instancia se sintieran más representados institucionalmente.
  • Otro aspecto a considerar es la financiación: el Tea Party se financia con aportaciones de sus simpatizantes que van de los 25$ a los 5000$, mientras el 15M no tiene una forma de financiación articulada que sea trasnparente. En mi opinión, ls fórmulas norteamericanas, aunque resulten ajenas a nuestra idiosincrasia, deberían ser tomadas en cuenta por el 15M.
Por otro lado, la coincidencia de su base soscial parece acercarles más de lo que, en principio, pueda parecer. El estudio publicado por el barómetro del CIS en 2011 dibujaba una radiografía social del movimiento que, en principio, seria proclive a aceptar este tipo de soluciones.
Cabe destacar, que el peso de la presencia de las clases media-alta y nuevas clases medias en el movimiento es muy superior al del resto de clases. Esto dibuja una composición social proclive a la comparación con el 68 (sus hijos, probablemente) del que toman los procedimientos asamblearios.

Expuestas estas comparaciones, merece la pena centrarse en algunos de los rasgos que, en mi opinión, deben destacarse en el movimiento 15 M:

El 15M, contiene todos los elementos que caracterizan a las redes con tendencia a la estabilidad:
  • Observo a sus componentes como un grupo de personas que voluntariamente participan de interacciones estructuradas entre ellos bajo un objetivo común.
  • Son realmente redes, es decir, heterogeneidades organizadas. Si los nodos fueran homogéneos poco circularía por ellas. (gente joven, mediana edad, parados, estudiantes sin futuro, jubilados..), es necesaria esa diferencia de potencial para que fluya energía.
  • Un principio fundamental de las redes para su pervivencia es el crecimiento constante y este movimiento del 15M se extendió desde el principio a otras ciudades de España a parte de Barcelona y Madrid y ha germinando con fuerza en (como Spanish Revolution) en Atenas, Paris, Berlin, Londres y New York.
Otros aspectos positivos que le han permitido tener éxito en el freno  de los desahucios en Vallecas y en Leganés, Barcelona, etc..son:
  • Autonomía y diversidad: el trabajo en red depende en todo momento de la acción autónoma de cada uno. Esto no significa ausencia de acuerdos y normas. Hay pactos y consensos que “coordinan las autonomías”. Ser autónomo es aceptar la diferencia.
  • Propósitos y valores comunes: son la razón de existir de una red, son los que mantienen la cohesión, son los que permiten la multilideranza, los que fortalecen el contexto para la acción, y que han estado claros desde el principio.
  • Trasladar el debate a los barrios, ha creado las condiciones para crear capital social, es decir de producir una acumulación de varios tipos de activos sociales, psicológicos, culturales, cognoscitivos, institucionales, etc. que aumenten la cantidad (o la probabilidad) de un comportamiento cooperativo mutuamente beneficioso para los integrantes y para la sociedad en general.
  • Lo que ellos califican como: «Trabajar en pequeño», significa en realidad, trabajar en cercano y la proxemia actúa a su favor al aumentar la intensidad y diversidad de las conexiones.

Para concluir, considero que su éxito futuro pasa por 3 líneas de trabajo :

  • Que su nivel de influencia sea del tipo Lobby, influir sin participar.   El 15M si traspasa la frontera de la red y consigue hacerse eco en los media tradicionales, puede conseguir este status de Lobby influyente, porque la opinión pública sigue generándose y desplegándose en redes centralizadas, de no hacerlo así sólo convencerán a los convencidos.
  • Concentración de propuestas :El 15M no ha conseguido como el Tea Party concentrar en 10 propuestas todo el caudal de reformas que sugieren. Van en esta línea, pero la percepción social, mediatizada por los mass-media es difusa.El debate debe girar sobre pocos puntos, 10 o cinco, los que sean precisos y concentrarlo todo en ellos creando clusters temáticos, es decir, subredes de debate que giran sobre ellos dentro de un discurso general. En el cluster los nodos están más conectados entre si que con los otros nodos de la red, tomando generalmente la forma de red distribuida local. El clustering hace que la gran red social se parezca más a una red de redes que a una única red muy interconectada. En el lenguaje del análisis estructural diríamos que la red social real tendería a representarse como un conjunto de “clusters” unidos entre sí por puentes locales.  Conplementar el debate distribuido geográficamente en barrios, con el debate temático en clusters especializados, sobre los puntos que se consigan consensuar, es fundamental para que socialmente se entienda su misión.
  • Formar parte de la agenda-setting de los media, no es fácil para el   movimiento 15M, si no va acompañada de alguna acción en la calle. Lo que genera un efecto rebote al polarizar el debate sobre este aspecto, olvidando el nucleo duro de la reivindación. Deberá  seguir siendo así por un tiempo, hasta conseguir formar parte de la agenda, sin vincularla a acciones de movilización.

Cuando, más allá de la acción popular, el discurso cobre autonomía, será cuando el movimiento empiece a estar encauzado en los canales normales de generación de opinión.  Pero eso sí, sus representantes, de los que hemos visto algún ejemplar interesante y que da juego mediatico, deberán ir a esta contienda vacunados contra la fagocitación de los grandes partidos.

Anuncios

Acerca de Albert Perez Novell

Experto en Redes de Valor. Marketing Comunicacional
Esta entrada fue publicada en eParticipación / Partidos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s