Desahucios y “banco malo”: lecciones (ideológicas) del New Deal.

New DealPor Ignacio Muro    (El Diario.es)

¿Qué hay que abordar antes, la financiación de la actividad o el saneamiento del sistema financiero? ¿Salvar a la banca o a los desahuciados? ¿El crecimiento económico o el ajuste del sector público?

O cañones o mantequilla, o armas o alimentos, así empezaba el libro de primer curso de economía escrito por Samuelson. Esas son las decisiones que, aunque conectadas con la justicia, acaban justificando  la economía que es la ciencia social que establece los criterios de reparto desde una prioridad lógica. ¿Lógica? La crisis obliga a plantearse lo que esconde ese esquema de prioridad y a la propia economía que no es siempre la decision racional que resuelve mejor la escasez de recursos sino la que mejor justifica las opciones defendidas por los más poderosos, en este caso Alemania y los acreedores bancarios. No es ciencia, es pura justificación de intereses. Es pura ideología.

Las prioridades vienen justificadas por una relación causa-efecto que no existe aunque se exprese como el “único camino” y, por eso, los ajustes fiscales no hacen más que aumentar el endeudamiento de los ajustados. También en los 90, cuando se iniciaba la época de las ultimas burbujas, se puso de moda el acrónimo TINA, “There Is Not Alternative” y así estamos. La dura realidad viene a demostrar justamente lo contrario: que es posible e imprescindible superar la linealidad del pensamiento neoliberal y desechar seguir pensando en términos deprimero saneamiento y luego crecimiento, porque ambas cosas están íntimamente relacionadas.  O se abordan simultáneamente, como partes de un mismo proceso o la crisis empeorará.  Exige dibujar un nuevo tipo de acciones que aborden simultáneamente una cosa y la otra, que se centren en resolver problemas sociales o en financiar actividad pero que contribuyan de paso al saneamiento.

Simplemente hay que aprender de la historia. Un elemento clave del éxito del New Deal fue el planteamiento del rescate bancario del plan Roosevelt, en 1933, articulado desde el Home Owners Loan Corporation (HOLC) . Se trataba de un programa masivo que permitió a millones de familias evitar perder sus casas y que se ejecutaran sus hipotecas. El HOLC compró durante dos años hipotecas a la banca a valor de mercado, con el correspondiente descuento, y gestionó tales activos durante 18 años.  Con esta medida se afrontaba directamente un problema social e, indirectamente, se aliviaban los problemas de liquidez e insolvencia bancarios. La medida permitía refinanciar a los hipotecados a punto de ejecutarles la hipoteca, ofreciéndoles nuevas hipotecas con menor valor facial y tipos hipotecarios más bajos.

Recuperar un programa similar es fundamental en estos momentos. Cuando los recursos son tan escasos no puede entregarse ni un  solo € a la banca que no conlleve un incentivo directo a la actividad económica mediante un alivio para la demanda o un apoyo a la oferta.

Dotar en España cada año 3.000 mill. € a un programa similar permitiría parar  todas las ejecuciones de primera vivienda y, de paso, evitar que se sigan deteriorando los balances de nuestros bancos.  Lo mismo ocurre con las mas de 10.000 familias endeudadas en yenes, (otro dato sagrado, opaco), que reclama una actuación pública que sanearía el balance de algunos bancos de postín cargados de ese activo tóxico, con valores contables que casi triplican el de mercado, un producto de alto riesgo que nunca tuvo que permitirse. Hay que afrontar soluciones para los problemas sociales que de paso, saneen a los bancos, ese es el camino.

Incentivar el arranque del sector de la construcción es otra necesidad. ¿Hay que esperar a que se vendan todas las viviendas acabadas? No tiene por qué. Los activos catalogados como promoción en curso, son en realidad un conjunto heterogéneo de obras paradas y abandonadas, en un estado de progresivo deterioro, las mismas que suelen formar parte de los reportajes que las televisiones extranjeras dedican a nuestro país. El gobierno estudia derruirlas como ya hizo Irlanda. ¿Por qué no seleccionar 20.000 destinados a primera residencia para entregárselas a cooperativas que fueran capaces de acabar las obras en un plazo definido beneficiándose de viviendas a precio muy reducido? Se generaría actividad inmediata, nuevas viviendas baratas y se contribuiría a sanear a la banca.

Otro asunto. Es esencial que el gobierno consolide a largo plazo las deudas fiscales de las PYMES cuando mantienen empleo y no contribuir, como está haciendo, a la ejecución de los pocos activos sanos que quedan.

Si la deuda pública tiene que crecer como efecto de la socialización de costes, al menos elijamos los programas que incentiven la actividad económica mediante un alivio de la demanda o un apoyo a la oferta.  La opción primero sanear y luego crecer nos hunde cada vez más.  Significa realmente: primero la banca (y antes que nadie la banca  alemana) y la estabilidad fiscal y luego… luego, ya veremos.  Cualquier analista fija el momento en que “los mercados vendrán a ayudarnos” en un mínimo de 3 años y un máximo de 8.  Un camino de desastre.

¿Por qué ocurre esto? Porque el Gobierno del PP cree que la economía son las empresas y los empresarios que solo debemos mejorar la eficiencia de nuestra oferta. Se equivoca: la economía es también la demanda y los ciudadanos trabajadores que trabajan por un salario que destinan al consumo en su casi totalidad.  Sigan bajando los salarios y olvidándose de las familias y  nuestra economía se hundirá irremisiblemente.

Anuncios

Acerca de Ignacio Muro

Economista, miembro de Economistas Frente a la Crisis. Analista social. Profesor de Periodismo en la Univesidad Carlos III y experto en procesos informativos. http://www.ignaciomuro.es. @imuroben
Esta entrada fue publicada en Innovación / rutinas productivas, Otras innovaciones sociales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Desahucios y “banco malo”: lecciones (ideológicas) del New Deal.

  1. fdm dijo:

    Solo por matizar. No es que “no es economía, es ideología” es, más bien, que no existen opciones economicas “objetivas/neutrales” sino que cada una depende del punto de vista, de los intereses, que defiende. Por eso mismo nunca hay un único camino. En este caso, ni siquiera desde el punto de vista de los intereses generales del capital, las opciones dominantes cuentan, con logica, con el apoyo de todos los creadores de opnión vinculados a esos intereses.

    Como de lo que se trata es de plantear opciones que, siendo factibles,en el marco de decisiones existente,lo que las hace utiles para servir de objetivo del debate y la movilización social, puedan como se indica en el articulo “resolver problemas sociales o financiar actividad, pero que contribuyan de paso al saneamiento” creo que este articulo de Ignacio Muro aporta valiosas propuestas, al tiempo que las inscribe en la denuncia de la ideologia dominante.Me parece especialmente interesante las propuestas sobre promoción en curso..
    El desarrollo de estas inciativas, por todos los que puedan aportar algo y su inclusión en los programas de quienes aspiran a liderar la opsición a las politicas “impopulares” es hoy, más que nunca, una tarea prioritaria.

    • Ya sabes Fernando que, según nos contaba el padre Marx, algunas ideologías eran la buena conciencia con las que se vestían los poderosos para justificar sus intereses, mientras que, para los que no tenían nada que perder, la ideología era una luz que podía iluminar su liberación. Bueno, más o menos eso.

  2. L. dijo:

    Completamente de acuerdo: no es economía, es ideología. Por eso incluso quienes no somos economistas pero tenemos un mínimo de sentido común y una ideología distinta de la que nos quieren imponer, nos sentimos permanentemente agredidos desde el punto de vista intelectual. O dicho de forma más sencilla: ya está bien de tratarnos como a idiotas. La prueba está en que, si no hay alternativa a las políticas neoliberales, si son el único camino y por eso se está haciendo “lo que hay que hacer”, ¿por qué hemos llegado hasta aquí? ¿por qué no se hizo antes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s