Eurovegas: el juego del ratón y el gato (o como se subvenciona a las multinacionales)

Por Ignacio Muro

Ya sabemos que Eurovegas, la invesrsión de relumbrón que iba a salvar la economía madrileña, quedará en agua de borrajas.  Y que Mr Andelson no sigue porque el JP Morgan le ha dicho ya que abandone “que es dificil arrancar más concesiones a Madrid”.

Conviene, por tanto, recopilar cómo se  instrumenta una operación que, de haber salido, hubiera sido un caso más de multinacional sobre-subvencionada.¿Empresarios subvencionados? Para subvenciones, las de los sindicatos, responderán algunos, con la rapidez de los reflejos pavlovianos.

Repetiremos una vez más que los fondos de la Fundación para la Formación Continua (FORCEM), por ejemplo, gestionados por sindicatos y empresarios, no eran subvenciones, eran recursos aportados por los propios trabajadores, cantidades previamente detraídas de sus cotizaciones. No importa, a base de repetirlo nos han metido en la cabeza la asociación entre subvención y PER, entre subvención y trabajo, entre subvención y politicos de izquierdas, siempre derrochadores. Han conseguido insertar en la cabeza de la gente la idea de que todo lo que se asocia al derecho del trabajo es un mundo declinante, antiguo, mientras que los empresarios crean futuro y riqueza, compiten sanamente, sin ayudas.

Sin esa percepción, previamente asentada en nuestras mentes, los ajustes sociales, las medidas antisindicales, el saneamiento financiero a costa de nuestras aportaciones serían imposibles. 

No se deje engañar. Eurovegas fué, sigue siendo, el mejor ejemplo de cómo un gran empresario puede conseguir rendimientos del 20% sobre una inversión diseñada, desde el comienzo, sin arriesgar recursos propios. Repasemos cómo son estas cosas.

Lo que nos enseña la historia reciente

Una de las leyes no escritas de la globalización es que un elemento determinante para decidir el asentamiento de las grandes inversiones es el tamaño de las ayudas públicas que reciben. En palabras de Robert Reich, el que fuera ministro de Trabajo de EE UU con Bill Clinton, incluidas en su libro El Trabajo de las Naciones:

“Los políticos que gestionan los estados, las ciudades y las naciones compiten entre sí por captar grandes inversiones, especialmente en momentos de recesión económica. La posibilidad de una nueva fábrica en la región desata una feroz competencia (…) y una serie de apasionadas rondas de negociación (…) que deriva en una carrera por ofrecer las mejores condiciones (y las mayores subvenciones)”.
Robert Reich

Despues de analizar multitud de casos, el autor perfila las pautas comunes, ocultas tras una montaña de opacidad, que comparten esas inversiones de relumbrón. Pocas veces se conocen los detalles. La verdad solo trasluce en aquellos casos en los que algún periodista (valiente) lo revela o alguna empresa perjudicada lo denuncia a los Tribunales de la Competencia. Un ejemplo típico fue el caso Daewo en el País Vasco en 1997, cuyas subvenciones fueron declaradas ilegales por los tribunales europeos en contestación a una demanda presentada por los fabricantes de electrodomesticos competidores (Siemens y Electrolux).

La comunicación, soporte de la estrategia empresarial

Lo cierto es que las estrategias de estas operaciones se han hecho cada vez más sofisticadas, cuidadosamente preparadas por profesionales del management y la comunicacción en un mix que demuestra que ésta, la comunicación, es en el mundo moderno, cada vez más, un factor de plusvalía.

Mientras se ultima lo principal, los dineros, lo cuantitativo, la batalla de la opinión pública es decisiva para contrarrestar los rechazos. Aparecen múltiples “noticias”, preparadas por gabinetes, dispuestas a resaltar las ventajas cualitativas que la inversión aporta a la localidad elegida, a la que siempre inyecta un know how de primer nivel y oportunidades innovadoras para su industria (turística, en este caso). Ese torrente informativo pretende ocultar sus efectos negativos, cualquier contaminación física o moral, cualquier coste externo indirecto; en este caso, neutralizando las alusiones a prostitutas o al juego.

El juego del gato y el ratón

Pero la batalla decisiva se juega en la capacidad del inversor para trasladar el máximo de costes y riesgos a las instituciones publicas. ¿Cómo lo consiguen? Si quiere profundizar en los números de Eurovegas husmee en este completo informe económico y fiscal; si quiere comprender cómo funcionan estas operaciones siga leyendo.

  • En primer lugar, es esencial inflar el tamaño del proyecto con un doble propósito: de un lado, alimentar el ego y las expectativas de los políticos y la imaginación de los comerciantes, empresarios y ciudadanos locales; de otro, justificar la sobretasación oficial, es decir, aumentar la base sobre la que se calcularán las subvenciones y las aportaciones de “los otros”.Requiere airear (filtrar a los medios), como ha hecho LVS la gestora de Eurovegas, cifras desorbitadas y crecientes sobre el total de la inversión (entre 17.000 millones de euros según LVS y 26.000 según el Gobierno regional), o sobre la creación estimada de empleo directo e indirecto (260.000 empleos), o el número de edificios (12 complejos hoteleros) y del numero de habitaciones (36.000 nuevas plazas). Y por supuesto, exagerar los metros cuadrados que precisarán (12 millones de m2 ofrece el municipio de Alcorcón).
  • El segundo es encontrar dos competidores que se encelen con el proyecto, con políticos en apuros (hay muchos) dispuestos a otorgar un “interés público” a la operación:  Cataluña o Madrid, Alcorcón o corredor del Henares… Conseguido esto, es fácil elevar la puja con una campaña adecuada de comunicación, solo hay que airear cada mejora ofrecida por uno para presionar al otro. Pronto debe quedar claro que están igualados, y que se llevará el proyecto el que haya comprometido más dinero público, bien en forma de crédito fiscal, en terrenos o financiación directa. En definitiva, que no hay otro criterio de mayor peso.
  • Decidida (siempre con un cierto caracter provisional, claro) la candidatura ganadora, con los políticos públicamente comprometidos y exultantes… empieza la verdadera negociación sobre la financiación. Si el proyecto está suficientemente hinchado y se ha cumplido el objetivo de sobretasación, es posible que cuando consiga comprometer la financiación ajena que precisa (el 65% de la primera fase en este caso), haya conseguido realmente mucho más, alrededor de un 90% de lo que realmente necesita.
  • ¿Significa que el resto lo pondrá el inversor? ¿Aportaría el resto de los fondos LVS? No lo asegure. Lo normal es que cuando le pidan que concrete su aportación (que después de la manipulación de cifras representará alrededor del 10% del valor real) manifieste que su aportación es el diseño del proyecto o su know how como gestor. O solicite, como ya hizo, que el Estado le avale un credito de 25 millones al Banco Europeo de Inversiones.

Muchos años después…

Las cifras del caso Daewo aportan algo de luz. Sumando el crédito fiscal por exenciones y bonificacioones de impuestos durante los primeros años, (el 45 % de la inversión estimada), más una concesión de derechos de uso sobre suelo en condiciones muy ventajosas, (500.000 m2, cinco veces más de lo que después se demostró que necesitaba) y el efecto de la sobretasación, se alcanzaba cerca del 100% de la inversión efectiva, según los demandantes. Cuando, 14 años despues, el Tribunal de Estrasburgo obligó a devolver el exceso cobrado Daewo respondió con el cierre de las instalaciones en 2011.

La experiencia del Parque Warner, Terra Mítica, Isla Mágica, que siguen compensando pérdidas con subvenciones, o los ajustes de plantilla realizados por los casinos de Torrelodones y Aranjuez, después de constatar descensos del 45% en sus ingresos, muy dependientes de la alegría consumista, avanza un futuro inquietante. Eso sí, una vez más los ciudadanos tardarían muchos años en descubrir el tamaño de la estafa politica y económica de la que fueron objeto.

En este caso, parece que de la estafa económica nos hemos librado, de la política no auqnue intentarán desperdigar el desaire. con nuevas estrategias de comunicación: aparecerá, sin duda, Zapatero, por supuesto Tomás Gomez que no daba su aval para garantizar seguridad jurídica a la inversión, Rajoy que no cambió las leyes laborales y antitabaco, incluso BRuselas y la UE a la que la  LVS pedía garantías de no ingerencia…

La realidad es que “en esta España” el promotor del macroproyecto que nos iba a salvar las cuentas y los cargos no consiguió financiación externa ni socios que la avalaran, que nuestro sector financiero está seco de liquidez. Que nuestro gobierno de la Comunidad sucumbió a todos los faroles, cayó en todas las trampas.  Solo eso.

Anuncios

Acerca de Ignacio Muro

Economista, miembro de Economistas Frente a la Crisis. Analista social. Profesor de Periodismo en la Univesidad Carlos III y experto en procesos informativos. http://www.ignaciomuro.es. @imuroben
Esta entrada fue publicada en Bien común / interés privado, Comunicación / social media, Innovación / rutinas productivas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Eurovegas: el juego del ratón y el gato (o como se subvenciona a las multinacionales)

  1. Julian dijo:

    Yo creo que además de las estrategias de las multinacionales, en el caso español el tema se agrava con la deficiente formación y la visión cortoplacista de la clase política del régimen de 1978. Faltan līderes y sobran profesionales de la política.

  2. Francisco Tomás Linde dijo:

    La ocultacion de las verdaderas intenciones de Esperanza Aguirre , Ignacio Gonzalez,, Jimenez Losantos, Feito y tantos otros, so capa de un neoliberalsimo tactcheriano, y a base de un lenguaje simplista, prefabricado, artificioso y lleno de muletillas ,es un prodigio de descaro y cinismo , directamente emparentado con los personajes del “Ruedo Ibérico” de Valle Inclan.
    Se les llena la boca de “liberalismo” pero sólo aspiran a beneficiarse de montajes extractivos -que no negocios- tipo Gürtel, , Diaz Ferrán , Cotino o privatizaciones amañadas que, evidentemente, nada tienen que ver con la libre empresa y el emprendimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s