Desintermediación o monopolio: la destructiva soberbia de Amazon

AmazónJoaquín Rábago

Muchos autores se preguntan por la inacción de los gobiernos frente al poder omnímodo de gigantes como la empresa de Jeff Bezos

Su pretensión última es llegar a controlarlo todo en el mundo editorial: desde la edición hasta la distribución al consumidor, a quien proporciona también su tableta Kindle para la lectura de los libros electrónicos de su catálogo.

Gracias a su plataforma de autopublicación, por la que cualquiera puede convertirse en autor digital, a los datos que obtiene sobre los hábitos de lectura de sus clientes y a sus propias reseñas de libros, Amazon puede diseñar mejor que nadie sus estrategias comerciales.

La “desintermediación” que predicaban se ha convertido en intermediación monopolista

La empresa del estadounidense Jeff Bezos no parece tener límites a su ambición monopolística y para ellos todos los métodos son buenos, incluido el de chantajear supuestamente a aquellas editoriales que no aceptan los descuentos que exige en los libros electrónicos.

Por ejemplo, según han informado algunos medios, recurriendo a la táctica de hacerse el remolón cuando el pedido se refiere a libros de alguna de esas editoriales díscolas, convirtiendo así de paso a los lectores en rehenes.

Su poder de presión es comparable al que ejercen las grandes cadenas de supermercados sobre los productores agrícolas o ganaderos, a los que tratan de estrujar todo lo que pueden.

El autor estadounidense Jonathan Franzen, uno de los incluidos por el semanario alemán Die Zeit en una encuesta sobre los métodos de Amazon, compara a ese gigante con la gran cadena estadounidense de supermercados Wal-Mart.

“La historia se repite. La gente solo quiere comodidad y precios bajos, y luego no la sorprende el que en su entorno no haya más empleos que los que ofrece Wal-Mart, que paga salarios mínimos”.

“Lo de Amazon es incluso peor -pronostica el autor de “Libertad”-, porque ¿qué se cree que va a hacer una editorial brutal y codiciosa que espía a sus clientes cuando, al cabo de unos años de ingresos bajos o negativos, logre establecer su monopolio y esté en condiciones de dictar los precios?”.

Franzen, al igual que otros encuestados, reconoce haber recurrido alguna vez a Amazon, aunque solo cuando trataba de encontrar algún libro viejo porque la empresa de Bezos se ha hecho también con la plataforma de libros antiguos o agotados Abebooks.

Poco a poco en algunos casos, rápidamente en otros mercados, Amazon está consiguiendo acabar con las pequeñas librerías e incluso con algunas cadenas tradicionales.

El autor irlandés John Banville reconoce, por su parte, que ha tenido que acudir también por desgracia en algunos casos a Amazon porque en Dublín -¡la ciudad de Joyce y de Samuel Beckett!- escasean las librerías.

Aunque preciso es decir que Amazon no es la única que está acabando con ese sector profesional sino que también contribuyen a ello las grandes superficies donde se venden tantas veces los libros, sobre todo los llamados “superventas”, que es lo único que parece interesarles, como si fueran zapatos.

A la vanguardia de la regresión social y fiscal

En el caso de Amazon, lo más grave además son sus estrategias para ahorrarse impuestos en los países donde obtiene sus beneficios ya que, como hacen otras grandes empresas estadounidenses con presencia en todo el mundo, como Google o Starbucks, paga sus impuestos donde apenas tributa: en su caso, Luxemburgo.

Eso, sin tener en cuenta la supuesta explotación de sus trabajadores, denunciada por el periodista de investigación alemán Günter Wallraff, según el cual quienes trabajan en sus almacenes se ven obligados a recorrer hasta 20 kilómetros al día y además se les prohíbe entrar en ellos con bebidas o comida.

Muchos autores se preguntan por la inacción de los gobiernos, en especial los de la Unión Europea, frente al poder omnímodo de ese gigante, que cree poder permitírselo todo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación / social media, Desintermediación / eComerce y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s