La “deuda de guerra” de Alemania con Grecia: promesa rota

Alemania - GreciaJoaquin Rábago 

El título del editorial del último número de la revista alemana “Der Spiegel” lo dice bien claro: “Promesa rota”.

Se refiere a las obligaciones tanto económicas como morales contraídas por Alemania por los atropellos de todo tipo cometidos en la invasión por la dictadura hitleriana del país que fue un día cuna de la democracia.

El artículo aparece y es muy de agradecer cuando otro medio germano, millonario en tirada, se dedica a despotricar contra los griegos a quienes no soportan les recuerden unas cuantas verdades históricas.

Vale la pena citar algunos párrafos de ese editorial:

“Es verdad histórica que Alemania cometió entre 1941 y 1944 crímenes horribles en Grecia. Los alemanes fueron responsables de una hambruna que causó al menos cien mil muertes”.

Y añade:

“Deportaron a Auschwitz a más de cincuenta mil judíos (griegos) para asesinarlos allí. Mataron a decenas de miles de civiles como venganza por los ataques de los partisanos”.

“Volaron todos los grandes puentes ferroviarios y hundieron la mayor parte de los buques mercantes. Y cambio de todo eso, el Gobierno alemán de posguerra concedió a Grecia solo una magra indemnización”.

“En 1960, Grecia recibió 115 millones de marcos destinados a las víctimas de los nazis”.

Deudas aplazadas hasta la reunificación de Alemania

Desde el punto de vista legal, continúa el editorialista, la disputa gira en torno a un crédito de 476 millones de marcos del Tercer Reich que los nazis exigieron a Grecia.

Cuando Grecia firmó el acuerdo de Londres sobre las deudas contraídas por el Tercer Reich, que no conllevó la eliminación de las reparaciones de guerra, Alemania logró el aplazamiento de cualquier reclamación hasta la reunificación del país.

Conseguida esta en 1990, las potencias vencedoras -EEUU, Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética- firmaron un acuerdo con las que habían sido hasta entonces las dos Alemanias. Los países pequeños no tuvieron voz ni voto en aquella reunión y el canciller cristianodemócrata Helmut Kohl y su aliado liberal, el jefe de la diplomacia Hans-Dietrich Genscher, no quisieron hablar de reparaciones a Grecia por temor a que, si lo hacían, otros países reclamaran también su parte.

Para Der Spiegel, se trata de una “herida que permanece abierta”, aunque los griegos renunciasen en su día -es decir en 1990- a una protesta formal, entre otras cosas por saberse beneficiada por su adhesión a la Comunidad Económica Europea en 1981.

En cualquier caso, escribe la revista, Alemania “no debería asombrarse” si hoy, 70 años después de terminada aquella guerra, unos “aliados económicamente debilitados apuntan a esa herida porque sienten que los fortalece moralmente”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Globalización / Gobernanza, Unilateralismo/ guerra y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s