San Jordi, la virtualidad del sector del libro

LibrosAlbert Perez Novell

Sant Jordi en Catalunya (Día del Libro en España) se inscribe en lo que el sociólogo Jean Baudrillard denominaría las estrategias de la apariencia o las estrategias de la seducción, en cualquier caso, la sustitución de la realidad por la hiperrealidad tal como hoy la concebimos, es decir, por la virtualidad.

La eclosión de las ventas de libros centrada en un día y una tradición -en donde todo un sector pone sus esperanzas- consigue que en la semana del 20 al 27 de abril se multipliquen por diez las ventas de libros en la librerías, especialmente en Catalunya. Es un fenómeno paranormal, el milagro de Sant Jordi anual. Y este 2015 se espera que incremente las ventas, al menos un 5% respecto al 2014.

Si un norteamericano o un chino o, mejor, un alienígena apareciera un 23 de abril en Barcelona quedaría sorprendido por tal manifestación entusiasta de consumo cultural. Y es que los lectores ocasionales de Sant Jordi parecen conseguir ese día la ilusión metafísica de existir, despertando como zombis de un letargo anual exento de libros.

Algo es mejor que nada, está claro. Pero tras el simulacro del Día del Libro se lee la realidad de un sector en declive:

La venta de libros en España ha descendido un 18% desde 2011, al pasar de 870 millones a 707 millones de euros en 2014

De las 3.650 librerías censadas en la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL).912 librerías cerraron el pasado año, aunque abrieron 226 nuevas. Las más afectadas fueron las de mayor tamaño (aquellas que superan los 1,5 millones de euros anuales en ventas), de 40 quedan 29.

Pero en el horizonte de la simulación de Sant Jordi no sólo desaparece esta realidad, también la posibilidad de mencionarla sin ser tildados de catastrofistas.

(Poli-TIC. Sin embargo el libro electrónico no acaba de despegar.  Sumando los e-readers y las tabletas, en España hay un parque de 5 millones de dispositivos de lectura digital.  Desde ese volumen de dispositivos lo que si parece generalizarse es una nueva forma de piratería ya que según datos de 2013 del Observatorio de la Piratería (GFK):

15 de cada 100 internautas han pirateado libros

El 37% de los accesos ilícitos a lectura de ocio son novedades, no los de dominio público, cuyos derechos prescriben a los 70 años de la muerte del autor,

El año 2013, los españoles se descargaron ilícitamente 302 millones de libros (un 33% más de descargas que en 2012), lo cual no quiere decir que se hayan leído, porque muchas descargas piratas se hacen en lotes, para acumularlas.

Se calcula que por cada ebook que se compra se descargan ilegalmente 1.200. Además del precio, en esto influye la complejidad de los derechos digitales DRM, que dificultan el proceso de compra legal. En resumen, en nuestro país es más fácil piratear que comprar legalmente libros electrónicos.)

Anuncios

Acerca de Albert Perez Novell

Experto en Redes de Valor. Marketing Comunicacional
Esta entrada fue publicada en Bien común / interés privado, Comunicación / social media, Desintermediación / eComerce y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s